Menú Cerrar

Reglas UIAA para salidas a la montaña

Reglas generales de la UIAA para salidas a la montaña.

La UIAA es la sigla de la Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo.
 

Antes de partir a la montaña:

1.- Adapta tus objetivos y el nivel de la actividad a tu estado de salud y forma física actual.
2.- Se honesto contigo mismo.
Se deben tratar adecuadamente todas las enfermedades crónicas. Debes garantizar un suministro adecuado y suficiente de los medicamentos que tomas habitualmente para toda la expedición, además, deberías llevar medicamentos de repuesto en caso de pérdida.
3.- Si tienes alguna duda sobre tu estado de salud consulta a un médico.
4.- Debes disponer de todo el equipo médico personal que necesites y, por supuesto, saber usarlo antes de partir hacia la montaña. Organiza tu viaje y contrata un seguro médico de acuerdo con las actividades previstas.
 

Antes de comenzar la ruta

1.- Debes conocer el pronóstico del tiempo. Busca consejos e información sobre la ruta. Adapta tu trayecto a las condiciones existentes y a los plazos de tiempo. Antes de partir registra tu recorrido o ascensión a realizar en algún sitio (es decir, el destino, la ruta y la fecha programada de retorno). En Chile puedes hacerlo en la página web de Socorro Andino.
2.- No olvides el equipo básico (comida y bebida suficientes, ropa adecuada, equipo básico para situaciones de emergencia, un botiquín de primeros auxilios, lentes de sol, gorro o sombrero)
3.- Guarda los teléfonos de los servicios de rescate locales: Cuerpo de Socorro Andino (136), Carabineros de Chile (133)
 

Durante la ruta

1.- Camina lentamente los primeros 30 minutos del recorrido para permitir que el cuerpo se adapte progresivamente.
2.- Descansa, bebe y come cada 2-3 horas si es posible. Debes comer poco y beber mucho, incluso si no tienes hambre o sed. Consume una dieta rica en hidratos de carbono (galletas, barras energéticas…). No tomes alcohol hasta que haya terminado su actividad en la montaña.
3.- Los niños y las personas mayores tienen menos reservas físicas que los adultos. Necesitan descansar, beber y comer con más frecuencia.
4.- Por encima de los 2.500-3.000 metros, si el terreno lo permite, no aumentes la altura dónde vas a dormir más de 300-500 metros por día. También es recomendable pasar una noche extra a la misma altitud cada 3 días de ascenso. Si es posible, no duermas en el punto más alto alcanzado durante el día. *
 

Si ocurre un contratiempo

1.- En caso de deterioro de las condiciones meteorológicas debes descender desde las cimas o aristas o abandonar las vías ferratas. En caso de tormenta, aléjate de árboles altos y de postes eléctricos. No te sitúes en cuevas pequeñas ni bajo salientes rocosos.
2.- No se debe dejar solas a las personas heridas o enfermas (Nota: ¡La barrera idiomática es un factor de riesgo! La persona que se quede con el paciente debe hablar en su idioma). Se debe administrar el tratamiento necesario, proteger a la víctima del frío y, en los casos en que se requiera, pedir ayuda.
3.- Si alguien no se encuentra bien en un punto del recorrido se debe pensar lo más pronto posible (!) en cómo se hará el descenso o retorno. Si te sientes mal en altitud, los síntomas son debido a la altura hasta que no se demuestre lo contrario. No sigas subiendo, y si te sientes muy enfermo o tu estado empeora, debes descender inmediatamente.
4.- Siempre debes saber tu ubicación sobre el mapa o utilizar navegación GPS. El conocimiento de tu posición es básico para tu pronta localización en caso de emergencia.
 

 

Añade un comentario...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat